Saltar al contenido

Arcade: The New Zealand Story (Taito, 1988)

agosto 6, 2018
Nuevo episodio de esta serie y esta vez toca avanzar algo más en el tiempo. Repasando la historia del videojuego en los salones recreativos, merecía la atención pararme un momento en 1988 y revisar uno de sus juegos estrella: The New Zealand Story de la compañía japonesa Taito, que se hizo bastante popular en poco tiempo y aún hoy se le recuerda con bastante cariño. La anécdota con este videojuego radica en su título; se basa sobre todo en las vivencias de uno de sus programadores, quien viajó a Nueva Zelanda por sus vacaciones y regresó con la idea para el que sería el próximo videojuego de la empresa, el que os presento aquí.
 

Flyer original de la recreativa


 
Muchas fueron las veces que deposité más de una moneda de 25 pesetas a esta misma recreativa en mi época juvenil y me llamó la atención por varias cosas, sobre todo por las agradables músicas de sus compositores Yasuko Yamada y Yasuhisa Watanabe, más sus simpáticos gráficos y sprites, diseñados con un estilo muy característico que ha encandilado a niños y mayores. Cuando llegaron sus debidas adaptaciones a los sistemas domésticos, esperaba no sentirme defraudado con el resultado, y así fue, al menos en la única versión que pude conocer personalmente: la del ZX Spectrum. Me cautivó bastante por su fidelidad en varios aspectos, pese a sus conocidas limitaciones y la incomodidad del sistema de cargas por partes desde el formato de casete.
 

 
El argumento del juego nos conduce a un zoológico de Auckland, una de las ciudades más importantes de Nueva Zelanda, al cual llega una gran foca leopardo llamada Wally con intenciones muy lucrativas: raptar a todos los kiwis que lo habitan con la intención de venderlos a otros zoos del pais. Solamente uno de ellos, nuestro protagonista de nombre Tiki, logra escapar y ponerse a salvo en el último instante. Su novia Phee-Phee no pudo librarse y teme por el destino final de élla y del resto de sus amigos. Tiki está determinado a rescatarlos a todos, cueste lo que cueste.

The New Zealand Story es un simpático y colorista juego de plataformas con niveles muy amplios y laberínticos, llenos de enemigos extravagantes de muchas clases, con una gran diversidad de obstáculos y se incluye en él algunas características totalmente novedosas en aquel momento, pocas veces vistas con posterioridad en otros videojuegos: la capacidad de nuestro pequeño protagonista para pilotar una amplia variedad de vehículos, adaptarse a cada ambiente, así como morir y regresar al mundo de los vivos (y continuar en el juego) de una forma que luego os cuento.
 

 
El objetivo en este arcade es conducir a nuestro simpático amigo Tiki de forma segura a través del mismo, evitando el fuego enemigo, pinchos y otros objetos mortales y rescatar a todos sus amigos y a su amada Phee-Phee. Su armamento inicial lo constituye un solo arco y una interminable cantidad de flechas, si bien por el camino puede conseguir otras armas que tienen una utilidad prolongada ó efímera, según las circunstancias. Éstos actúan de forma un poco diferente y, lo que es útil, depende de la ubicación del jugador. Una característica distintiva de este juego es la capacidad de Tiki de desenvolverse en el juego con la ayuda de vehículos voladores, incluidos globos, dirigibles y OVNIS. Estos vehículos, algunos más veloces que otros, pueden encontrarse listos para usar o Tiki los puede robar a un enemigo, derribándole con solo disparar cérteramente a su contrincante o saltando sobre él.

Los niveles que Tiki debe explorar son bastante extensos. En lugar de niveles de pantalla única como así se hacían antiguamente en los primeros videojuegos arcade de exploración, cada nivel contiene tantas pantallas que éstas se desplazan junto con el jugador y se extienden en todas las direcciones, lo que anima al jugador a explorar y navegar para encontrar la salida y los muchos secretos ocultos dentro de cada área. Lo bueno que tiene este juego es que permite a cualquier jugador moverse libremente por todo el nivel en el que se halle, si bien puede hacerlo dentro de unos límites.

En la esquina inferior izquierda de la pantalla, hay una pequeña retícula o mapa que muestra la posición actual de Tiki y en otro punto del mismo la ubicación fija de uno de sus amigos cautivos en cada nivel, un elemento muy útil. Bastante a menudo, durante la partida se requerirá al jugador de hacerse con algún medio de transporte para explorar buena parte del escenario, hallar el mejor camino posible y finalizar la etapa para pasar a la siguiente. Muchos de estos enemigos usan vehículos aeroespaciales que cuentan con armamento propio; lógicamente, acabaremos utilizándolos en nuestro favor.
 

 
El juego consta de cinco zonas principales bien diferenciadas, cada una con cuatro rondas seguidas unas de otras, siendo la cuarta la que nos enfrenta al típico jefe final de fase, tan pronto entremos en la cámara donde se encuentre otro de nuestros amigos enjaulados. Otras de las características de The New Zealand Story es la inclusión de áreas secretas y accesos directos ocultos en todo el juego, a los que se accede mediante portales especiales, que permanecen igualmente invisibles y que se descubren disparando al aire en ciertos puntos concretos del mapeado.

En ciertos niveles posteriores, si el jugador pierde su última vida debido a que fue asesinado por el impacto de un proyectil, da igual cual fuese, será enviado a una ronda especial en el reino de los cielos. Aquí, Tiki puede recibir un final especial con honores ó renacer de nuevo y continuar jugando. Tan solo hay que pisar bien en determinados lugares, si deseamos volver a la partida un rato más.
 

 
En el quinto y último nivel, el jugador pondrá a prueba su capacidad para orientarse por niveles cada vez más laberínticos, con pasajes que conducen a callejones sin salida, y una fase final pasada por hielo con suelos resbaladizos, sólo para jugadores con nervios de acero. En ella, Tiki librará su particular lucha contra su mayor rival, la foca Wally. Librándose de ella, pondrá fin a su particular odisea por Nueva Zelanda.

Conviene saber que en determinadas zonas se pueden acceder a algunos atajos que conducen directamente al final de la ronda, evitando así realizar el recorrido entero, aunque es bastante arriesgado intentarlo si no disponemos de mucho tiempo para ello. Sobre todo al encontrar pasajes a los que resultan inalcanzables de llegar, si no es usando algún globo ú otro vehículo flotante.

 

Ese corredor justo debajo de nuestro amigo cautivo es accesible, aunque tiene su dificultad encaramarse a él.


 
Cada etapa cuenta con un espacio de tiempo limitado, no visible en pantalla, por lo que el jugador debe arriesgarse lo menos posible en explorar cada recoveco de la fase actual, al tiempo que se encamina hacia la salida. Si el jugador tarda demasiado en rescatar al kiwi que le espera al final de cada fase, aparecerá una advertencia en pantalla “Hurry up!” (“¡Date prisa!”), después de lo cual aparecerá un pequeño diablo rojo en la pantalla dispuesto a perseguir en todo momento a Tiki y matarlo instantáneamente si finalmente lo atrapa.

Nuestro pequeño amigo encontrará muchos objetos que le proporcionarán ciertos beneficios, mayormente tras disparar a sus enemigos: frutas con los que ir sumando puntos y artículos especiales de efecto limitado como relojes con los que paralizar a todo animal viviente durante unos segundos (permite a Tiki, por ejemplo, concentrarse en eliminar cualquier bicho que le esté rodeando en ese instante ó proseguir su marcha sin que le molesten los demás), botas especiales que le hacen virtualmente invulnerable contra pinchos y demás obstáculos puntiagudos, hélices o remolinos que le proporcionan a Tiki más velocidad, etc., así como nuevas armas. Además de sus flechas, Tiki puede usar bombas, bastones mágicos que disparan bolas de fuego rebotantes y pistolas de rayos, muy efectivos en su mayoría pero sus efectos no son permanentes en el juego. Tan pronto pisemos una nueva ronda, volveríamos a usar nuestras flechas.

En el juego hay muchos lugares que transcurren por fosas inundadas de agua, dentro de las cuales hallaremos cavidades con aire suficiente para cualquier eventualidad. Tiki debe tener sumo cuidado mientras se mueva bajo el agua ayudándose de un esnórquel. Tan pronto como se le empiece a agotar el aire en sus pulmones, tendrá que buscar alguna cueva submarina próxima para respirar y tomar nuevamente aire y así continuar hasta encontrar tierra firme, ó no…
 

Escena del enfrentamiento final contra la foca Wally


 
Cada jugador cuenta con tres vidas iniciales que podrán incrementarse de dos formas: una, consiguiendo reunir tantas letras como podamos con las que formar la palabra EXTEND. Esta característica en la búsqueda de esta clase de items ya se vio con anterioridad en otros juegos de Taito, como Bubble Bobble. La otra manera de sumar una vida más, es consiguiendo pasar de 70.000 y 200.000 puntos en una sola partida.

Finalmente, en este video disponible en YouTube no solo os permite ver la totalidad del juego –bastante útil para saber cómo orientarse en él, para quien lo esté descubriendo en este momento–, sino también visualizar y recordar los accesos a esas zonas secretas de las que hablaba antes. Aquí se muestran las dos opciones que hallaremos al final de la fase en el Cielo, en la parte final del video. La ventaja de acceder a dichas zonas es que se avanza bastante más en el juego, evitando fases intermedias.
 

 
ESPECIFICACIONES TÉCNICAS:

Nº de jugadores: De 1 a 2 jugadores. En la modalidad de 2 jugadores, cada uno juega por turnos.
Modelo de cabina: Vertical
CPU: 2x Z80 (@ 6 MHz) + I8X41 (@ 400 kHz)
Sonido: YM2203 (@ 3 MHz)
Visualización: Raster
Resolución en pantalla: 256 × 224 pixels en horizontal
Paleta de colores: 512 en total
 


 
VERSIONES DOMÉSTICAS:
 
Taito consiguió otro éxito más con TNZS por la enorme aceptación que tuvo tanto en Japón como en diversos paises a los que se exportó sus correspondientes placas. Se convirtió en un hito más en la ya dilatada carrera de la compañía nipona. Por ello, no tardarían en aparecer las correspondientes adaptaciones a casi todas las consolas de videojuegos y ordenadores domésticos que existían entonces en el mercado. Una gran parte de dichos lanzamientos llegarían en 1989, mientras que el resto lo harían en los años siguientes hasta 1992.

Las primeras dos conversiones en salir al mercado fueron producidas para potentes ordenadores japoneses, prácticamente calcados del arcade original con bastante éxito de crítica. En 1988, la propia Taito publica la versión para la Sharp X68000 mientras que en 1989 la compañía Vind se encargó de desarrollar y publicar su versión para FM Towns. Se lanzaron únicamente en Japón.

Ocean Software, que en esa época ya era una importantísima casa de software que se afanaba por producir grandes videojuegos tanto originales como versiones, se hizo con la licencia para la publicación de The New Zealand Story a casi todos los ordenadores de 8 y 16 bits, logrando críticas bastante positivas por lo general. El juego recibió más publicidad debido a su inclusión en el Amiga 500 Batman Pack, que se lanzó en septiembre de 1989 y vendió más de 2 millones de unidades.
 

Portada del juego creada por el desaparecido ilustrador Bob Wakelin para la compañía Ocean


 
OTRAS VERSIONES:

– PC Engine (1989): Desarrollada por Aisystem Tokio para Taito, exclusivamente para el mercado japonés.

– Sega Mega Drive (1989): Desarrollada por Visco y publicada por Taito, comercializado también en Japón. Este port de The NewZealand Story es único en el sentido de que se basó en una revisión del prototipo de la placa original, lo que llevó a diseños de niveles radicalmente diferentes que carecen del mapa en pantalla para la navegación. También hay menos niveles; 13 frente a los 20 vistos en otras versiones. Se considera que esta versión es más difícil, ya que Tiki tarda menos tiempo en ahogarse bajo el agua, mientras que los enemigos son más rápidos y agresivos.

– NES (1991): Producida por Software Creations y publicada por Ocean en varios mercados internacionales, si bien para el norteamericano tuvo que ser renombrado a “Kiwi Kraze: A Bird-Brained Adventure!” (estos americanos…) y es la única de todas las versiones de TNZS en llevar un nombre distinto.

– Master System (1992): Creada por TekMagic y publicada por Taito. La última adaptación en ser comercializada a partir del arcade.

Con bastante posterioridad, The New Zealand Story volvió a aparecer en varias plataformas domésticas. No se hacían como nuevas versiones del juego, tan solo emulaciones directamente tomadas del arcade original en casi todos los casos.

Fue incluido en packs recopilatorios como Taito Legends (2005) para XBox, PlayStation 2 y PC; en uno de los volúmenes de la serie Taito Memories para PlayStation 2, únicamente en Japón; Taito Legends Power-Up y Taito Memories Pocket para la PSP en 2006 y, finalmente en 2008, la versión de PC Engine se introdujo en el catálogo de descargas de la Consola Virtual del sistema Wii, exclusivamente en Japón.

Como curiosidad a destacar, y ya finalizando, nuestro pequeño y entrañable protagonista de esta peligrosísima pero divertida historia, Tiki el kiwi ha participado posteriormente en otros videojuegos arcade de la compañía Taito, a modo de “cameos”: Liquid Kids, Bubble Symphony y en Pop’n Pop, aquí junto con su querida Phee-Phee, como personajes seleccionables al comienzo del juego, junto con varios personajes de otros tantos videojuegos de la empresa.
 

 

Enlaces relacionados:

The Killing List Of Videogames
Arcade History
MobyGames
Spectrum Computing
World Of Spectrum
CPC-Power
Lemon 64
Lemon Amiga
Atarimania
Atari Legend
Sega8bit.com

3 comentarios leave one →
  1. agosto 6, 2018 1:38 pm

    Un artículo muy completo! es uno de esos juegos que lo tengo en casi todas las plataformas pero que realmente nunca he jugado.

  2. agosto 6, 2018 4:16 pm

    Pedazo de articulo, como siempre. Enhorabuena Nacho.

    • agosto 7, 2018 9:26 pm

      Gracias quillo. 🙂

Publica aquí tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: