Skip to content

Arcade: Volfied (Taito, 1989)

septiembre 10, 2017
Tras una larguísima temporada sin escribir artículos o reportajes sobre recreativas clásicas, vuelvo a retomar esta serie, recordando uno de aquellos arcades que, probablemente, nos dieron buenos ratos echando una partida a dobles o en solitario, en aquellos salones recreativos de nuestra ciudad. Espero que os guste el videojuego elegido para esta ocasión.

 

 

Volfied (en japonés ヴォルフィード, Vorufīdo) es un videojuego arcade de recreativa que contiene elementos de puzle, diseñado por Fukio Mutsuji y fabricado por la veterana Taito Corporation en 1989. El juego es una versión bastante remozada del clásico Qix lanzado en 1981 por la misma compañía, con unas características adicionales que lo hacen más interesante y una estética de ciencia ficción futurista. La diferencia entre ambas versiones es abismal, si tenemos en cuenta los medios empleados en la construcción de la primera recreativa de esta pequeña serie de videojuegos (continuada mucho después con Super Qix en 1987) y la sofisticación alcanzada con los años.

Quien más, quien menos, se acuerda en qué consiste Qix. En él, mediante el uso de nuestros controles teníamos que manejar una especie de bola de energía y trazar una serie de líneas divisorias rectangulares o poligonales con las que vamos recortando espacio y cercando a un enemigo principal de forma abstracta llamado Qix, de movimientos aleatorios e impredecibles. Nuestro cometido es acabar con él ahogándolo en su propio espacio, cada vez más limitado por nuestras acciones, si somos capaces de hacerlo a partir del 75% del área principal. Hay una puntuación para cada porcentaje de espacio ocupado, mostrado en pantalla tras finalizar con éxito cada nivel. Cuanto más cerca del 100%, más puntos ganaremos.

La estrategia es fundamental en este viejo arcade de Taito, desde el primer momento en que empezamos a jugar nuestra partida, como también lo es en este videojuego que nos ocupa hoy. Volfied, de la misma manera que en su predecesor Qix, se juega alrededor de un campo rectangular total o parcialmente abierto y dentro del cual un gran enemigo se mueve constantemente por toda la pantalla, tomando diferentes e inesperados rumbos o siguiendo una pauta concreta, poniéndonos en peligro si, de forma imprevisible e inmediatamente, se dirige rápidamente hacia la posición que estábamos manteniendo tratando de cubrir una porción, por pequeña que fuese, del área. No podemos permanecer eternamente en cada fase, debido a nuestro escudo principal que irá significativamente disminuyendo a partir de un cierto valor. De quedarnos sin él, estaríamos perdidos.
 
La nave espacial Monotros ha regresado a su hogar, el planeta Volfied, después de recibir una insistente llamada intergaláctica de socorro, para salvarlo del fuerte ataque de alienígenas que han planeado su invasión. Para 1 o 2 jugadores en partidas alternas, en Volfied controlamos la nave espacial Monotros mientras bordea el perímetro del campo. Manteniendo presionado un botón de acción, vamos segmentando el espacio del área disponible por parcelas poligonales, ya sean grandes o pequeñas. Los enemigos no nos dañarán mientras nos mantengamos en nuestro espacio interior, pero tan pronto como comencemos a trazar nuestro plan de ataque, nuestras posibilidades de supervivencia se reducen enseguida, así que conviene ser cautos.

Los enemigos de las 16 fases en total de que consta el arcade, están en su mayoría conformados por seres electromecánicos de elevado tamaño que pueden cambiar su forma o dimensiones a su voluntad, junto a otros de menor tamaño pero multiplicados en número -al menos son elementos mucho más concretos frente a las extrañas formas lineales de colores del juego original de 1981-. Estos enemigos más pequeños pueden ser atrapados en su propio espacio y destruidos segmentando sobre ellos desde la zona de seguridad que nos proporciona el área que vamos ocupando.

Tenemos a nuestra disposición varios power-up con una letra marcada en él. Puede ser desde un escudo (P), mayor velocidad de desplazamiento (S), paralización temporal de los enemigos (T), rayos láser (L) o vidas extra, que obtendremos conquistando unas cajas grises que surgen de la nada de forma interrumpida, o permanecen en algunas zonas sobre el escenario, pero con efectos temporales. La adición de un arma láser nos ayudará bastante a acabar con los molestos mini-enemigos antes de que su efecto desaparezca. En algunas cajas con un símbolo o LED de color rojo en su centro, ocasionalmente hay oculto un icono especial que si lo activamos tras atraparlo en su propio espacio hará destruir por completo al ‘boss’, dándonos una gran bonificación.
 
Tan pronto como consigamos acorralar al jefe de pantalla, tomaremos cierta ventaja sobre él, pero las probabilidades de éxito son cada vez menores y cada siguiente movimiento conviene ser estudiado de inmediato; éste irá disminuyendo progresivamente su tamaño, cada vez que vayamos cubriendo más del 50% del área principal, hasta que llegamos a tener la oportunidad de cercarlo por completo y alcanzar una mayor puntuación, sobre todo si nos acercamos lo más que podamos al 100% del total de la pantalla. El mejor momento para cubrir nuevas zonas del área de juego es cuando permanece quieto unos breves instantes preparando su siguiente ataque. Puede que no nos demos cuenta al principio, pero si os fijáis, cuando estamos completando una fase, se revela en el fondo de los segmentos creados una parte de cómo será la imagen de fondo de la siguiente. Es un bonito detalle por parte del equipo de desarrollo.

Acabamos con éxito una fase si somos capaces de cubrir más de un 80% de la superficie total y se pueden obtener hasta 1.000.000 puntos por un 99,9% o por realizar una jugada brillante de cazar al jefe de fase en una sola pasada, algo muy difícil de conseguir pero con tesón y paciencia se consigue. En general, Volfied es tan divertido y adictivo como el Qix original, pese a las diferencias técnicas más que evidentes entre ambos. Muy efectista y con bastantes niveles con una curva de dificultad no demasiado agobiante como para asegurarte de que vas a seguir volviendo a echar una partida en él, de cuando en cuando.

La máxima puntuación que se puede conseguir es de 9.999.990 puntos. A partir de ahí, el sistema deja de contabilizar los puntos logrados. Puede ser considerado un ‘bug‘ dentro del propio código del juego.
 
Resumiendo: El modo de juego en general, como hemos visto, es idéntico al de Qix. Sin embargo, el principal enemigo ya no es una colección de líneas fluctuantes sobre un espacio vacío, sino de enemigos bien definidos y ciertamente impredecibles, sobre todo uno con forma de mano al que le acompañan muchas otras más pequeñas y muy incordiantes. Éstos varían según avanzamos entre los niveles y siempre estarán acompañados de sub-enemigos más pequeños. Cuando la nave espacial del jugador logra recortar una sección del nivel, la parte donde está el enemigo principal es considerado como el espacio ‘externo’. Cualquier enemigo pequeño que acabe en el espacio ‘interno’ es eliminado, lo que resulta en una bonificación de puntuación. En casi todos los niveles veremos en el campo de juego algunas cajas grises que otorgan otros bonos al ser eliminadas en el espacio interior.

A raiz de su particular éxito en los salones arcade, la recreativa fue adaptada o portada a diferentes sistemas domésticos gracias al interés mostrado por varias compañías de software:

Volfied (Commodore 64)

– El Commodore 64 fue el único ordenador de 8 bits en recibir una versión de esta recreativa, por cierto muy bien resuelta, de parte de Empire Software en 1991. En un principio había sido anunciada su publicación para el ZX Spectrum, pero no llegó a publicarse nunca.
PC Engine: desarrollado por la empresa I.T.L y publicada por Taito solamente en Japón, en 1989.
Sega Genesis o Mega Drive, cuya conversion corrió a cargo nuevamente de I.T.L. con el logo de la empresa nipona en 1991. Esta adaptación se publicó en Norteamérica como Ultimate Qix.
– Las diferentes versiones para los ordenadores Atari ST, Amiga y PC MS-DOS se publicaron por Empire Interactive, también en 1991.
Sony PlayStation: Comercializado en 2001 como un port de la máquina arcade, dentro de la extensa serie Simple 1500; fue lanzado al mercado estadounidense con el nombre de Qix Neo.
Sony PlayStation 2, XBox y PC Windows: Una recopilación licenciada de Taito con sus mejores recreativas de toda la historia, Taito Legends, fue comercializada en 2005, conteniendo un port bastante fiel al arcade original.
Java: Lanzado por Taito en 2008 para dispositivos móviles basado en este lenguaje de programación.

Especificaciones técnicas:

Orientación monitor: Vertical
Tipo de visualización en pantalla o display: ráster (barrido o mapa de bits) / Tasa de refresco – 15 KHz / CRT: Color
Resolución estándar: 240 x 320 pixels
Procesador(es): Motorola 68000, Zilog Z80 (4 MHz)
Chip(s) sonido: YM2203 – Mono amplifcado (un solo canal)

Panel de control:

Mandos por jugador: 1 (multidireccional)
Botones: 1
Número de jugadores simultáneos en pantalla: 1
Máximo número de jugadores: 2
Gameplay entre jugadores: Alterno

Enlaces relacionados:

Arcade History
MAME DataBase
The International Arcade Museum (KLOV)

Anuncios
No comments yet

Publica aquí tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: