Skip to content

ZX Spectrum: Super Robin Hood (Code Masters, 1987)

junio 9, 2014

FILE2841

Todos hemos oido en multitud de ocasiones la leyenda del famoso arquero del bosque de Sherwood, el rebelde Robin de Loksley, o como era mundialmente conocido por Robin Hood durante muchas generaciones. El folklore inglés ha hecho muchísimo por la perpetuidad de este mítico personaje de quien se siguen haciendo averiguaciones si ciertamente llegó a existir en realidad. Es tal su arraigo en el costumbrismo inglés que no hay ciudad o poblado alguno que cuente con al menos una estátua suya en la comarca o condado donde se supone realizó sus muchas heroicidades.

Robin Hood ha sido llevado al mundo de la literatura durante los siglos posteriores y, llegado al más reciente de todos, la industria cinematográfica se encargó de ello en multitud de ocasiones desde los inicios del siglo XX. Actores como Douglas Fairbanks, Errol Flynn o Kevin Costner, cada uno a su manera, se enfundaron por unas horas en la piel del legendario forajido inglés. La televisión se encargó también de trasladar su figura y sus aventuras a los telespectadores a partir de los años 80; una de las series que más se recuerda en el pais británico sea precisamente “Robin of Sherwood”, producida para la cadena ITV y emitida entre 1984 y 1986 con relativo éxito.

Pero otro mercado que faltaba por explotar era el de los ordenadores domésticos. Son pocas las ocasiones que hemos visto acercamientos por parte de unas cuantas compañías de software, algunas con más o menos acierto, hacia la fantasía o tradición milenaria sobre Robin Hood. Artic Computing fue la primera en hacerlo y lo hacía por medio de una aventura conversacional de texto, harto complicado de entender y jugar por la dificultad que suponía desconocer el idioma original y no haber sido traducido al castellano en ninguna ocasión. Por su parte, Odin Computer Graphics elevó la categoría de la videoaventura a lo más alto con su versión computerizada sobre la leyenda de Robin Hood con su mítico “Robin Of The Wood”. Otras casas de software hicieron sus diferentes aportaciones sobre el mito llevándolo a otros terrenos, entre el arcade y la videoaventura gráfica, en años posteriores.

Y me paro a hablaros por fin de otro de los videojuegos basados en el protagonista de hoy. Como podéis suponer, toda esta perorata era para poneros en antecedentes. Llegó el momento de centrar el tema en un título en concreto que, para mí, pues tiene un significado especial. Fue de los primeros juegos que compré al poco tiempo de tener mi primer ZX Spectrum y, pese a algunos defectos que luego pasaré a describir, me sigue despertando cierta nostalgia. “Super Robin Hood”, de los hermanos Philip y Andrew Oliver (The Oliver Twins), es un título con el que no me cansaría de jugar, pues siempre me evoca aquellos años.

FILE2845

La historia comienza cuando el sheriff de Nottingham rapta a Marian, la amada de Robin, encerrándola en el ala este de su castillo. Solo la pondría en libertad con la condición de que el fugitivo Robin Hood se entregase por su propia voluntad sin oponer resistencia. Avisado por sus seguidores y sabiendo que los planes del sheriff son claramente oscuros, Robin permanece oculto dentro del bosque de Sherwood, trazando su propio plan para liberar a Marian. Sabe además que dentro de la fortaleza tendrá que evitar tanto a los guardas como los animales que la protegen de cualquier ataque proveniente del exterior y cualquier error sería fatal.

Una vez ha superado el foso y ya dentro, es cuando empieza la verdadera aventura. Lo demás, es cuestión de orgullo, valor y precisión hasta dar con la celda donde Marian ha quedado cautiva.

El juego se desarrolla dentro del castillo formado por un total de 41 estancias, siendo una de éllas la torre donde ha sido encerrada la bella Marian. Para poder llegar hasta élla, Robin tendrá que recoger unas llaves que ponen en funcionamiento diferentes mecanismos móviles que harán que se pueda acceder a otros lugares a los que en un principio parecían innacesibles, pero ojo: solo una de esas llaves está de adorno y de ninguna manera podemos llegar hasta élla. Dicha llave se encuentra precisamente en esta pantalla bajo los pies del protagonista:

FILE2850

Todas estas llaves se pueden recoger en cualquier orden, pero han de seguir una cierta continuidad para que el desarrollo del juego tenga un sentido. Por supuesto, no se sabe qué mecanismo se activará en cuanto hemos dado con una llave, hasta que lo veamos funcionando en una pantalla más alejada de la actual. Marian ha dejado repartido por el castillo su amor en forma de corazones; éstos nos proporcionarán puntos para nuestro marcador particular. Como cualquier mortal, Robin sufrirá mermas en su estado general tanto si cae desde cierta altura como si es alcanzado por las flechas lanzadas por los guardas del castillo o es mordido por los animales. Para reponer la vitalidad perdida en estos lances hay repartidas también por el interior del castillo unas cápsulas mágicas que la aumentarán en varios puntos, pero hay que tratar de dosificarlas, para el caso de que en otros momentos sean realmente necesarias.

Técnicamente, el juego es bastante aceptable en muchos aspectos; gráficamente correcto tanto la propia ambientación del castillo como los sprites que aparecen a lo largo y ancho del juego, la animación de Robin Hood es bastante buena y completa, cuando se mueve en todas las direcciones o al saltar, un sonido más que discreto en cuanto a los efectos se refiere, pero la música inicial tiene el sello de David Whittaker que hace un muy buen uso del parco sonido del ZX Spectrum con su particular profesionalidad. Si tenemos que hablar de la jugabilidad, os puedo asegurar que ante un juego arcade de plataformas de esta naturaleza, la tiene y mucha. Quizá no sea demasiado alta; en cualquier caso, “Super Robin Hood” es lo suficientemente entretenido como para mantenerte enganchado un buen rato.

Pero, puestos a hablar de los defectos, uno de ellos es un inevitable parpadeo tanto del personaje como de otros sprites en determinados momentos. Probablemente, con algo más de tiempo por parte del programador, se podría haber solucionado este problema visual, pudiendo afectar en muy poco a la jugabilidad. Por otra parte, tras muchas partidas, el juego se hace más previsible en cuanto se memoriza su recorrido y si el jugador es perseverante, terminará por acabárselo en pocos minutos: entre 20 y 25 m. a lo sumo.

FILE2856

La programación de la versión para ZX Spectrum del juego original de los Oliver Twins ha corrido a cargo de un total desconocido, Mark Baldock, quien ha producido muy pocos títulos para la compañía de software fundada por los hermanos Darling. Por cierto, Code Masters volvería a retomar el nombre de Robin Hood para otro arcade de plataformas algo más cuidado técnicamente, pero desarrollado en 1993 por Lyndon Sharp y publicado bajo el nombre de “The Amazing Adventures of Robin Hood”, cuando el ZX Spectrum aún seguía dando muestras de fortaleza pese a su total declive comercial.

En resumen; uno de los primeros videojuegos producidos por Code Masters que lleve por nombre “Super Robin Hood” pues, a mí particularmente, me gustó y me sigue gustando, a pesar de sus varios fallos. No es una maravilla pero cumple perfectamente con su cometido, que es el de entretener jugando. La balanza entre la calidad y el precio cae ligeramente hacia el lado de la calidad, pero no siempre ha sido así con los sellos del software barato o “budget” y, desde luego, Code Masters no iba a librarse de esa carga, aun cuando pudo crear más tarde una serie de videojuegos muy recordados por todos como la saga del huevo Dizzy, sus simuladores deportivos y despuntar después hacia otros mercados hasta llegar al dia de hoy como una de las empresas de videojuegos más productivas en la actualidad.

Lógicamente, el mayor inconveniente a la hora de jugar a este “Super Robin Hood”, como con el resto del viejo catálogo de Code Masters para los ocho y dieciseis bits, es algo ya sabido por muchos, su nula disponibilidad de manera gratuita: solo cabe esperar a que llegue el dia en que Code Masters decida liberar definitivamente todo su catálogo “retro”. ¿De qué les sirve realmente?

Fotos tomadas en vivo con software real sobre hardware real por Neil Parsons.

4 comentarios leave one →
  1. junio 9, 2014 6:59 pm

    Este creo que lo vi hace tiempo… pero no recuerdo si llegue a jugarlo

  2. oma2k permalink
    junio 9, 2014 8:41 pm

    Me recuerda ligeramente al Ghost Hunters de CPC, también de Codemasters:

  3. junio 9, 2014 8:50 pm

    Se parecen en cierta forma.

  4. julio 3, 2014 1:42 am

    Próximamente haré una review precisamente de este otro juego de Codemasters.🙂

Publica aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: