Skip to content

Sorcery (Virgin Games, 1984)

septiembre 6, 2013
Martin-WheelerUn entonces adolescente Martin Wheeler, tras ver publicado su primer juego: “War 70” para ZX Spectrum, por el sello especializado en simulación de combate y juegos de estrategia C.C.S., y sacar adelante otro bien distinto, simpático pero con algunos defectos como “Dr. Franky and the Monster” para Virgin Games, decidió que su siguiente creación fuese un arcade algo diferente. La confianza depositada por los dueños del sello fue tal que, cuando fue lanzado al mercado a mediados de 1984, la reacción de la prensa inglesa y algunos medios extranjeros fuese extrañamente positiva. Aun así, “Sorcery” se convirtió en un gran éxito de ventas para la compañía de software; de paso, Martin Wheeler ya era un programador bastante prometedor con solo 15 años de edad y su fama empezó a extenderse. Sus siguientes producciones para Virgin Games tendrían mayor calidad y relativos éxitos como las dos primeras entregas de la saga “Dan Dare”, al juntarse con programadores y grafistas de nivel en el grupo de programación Gang Of Five. Tras participar en la producción de “Action Force II” junto con Andy Green, juego publicado por Virgin en 1988, tomaría un nuevo rumbo profesional pero sin abandonar el mundo de los videojuegos.

En cuanto al juego en sí, “Sorcery” nos traslada a un mundo de fantasía en el que la Tierra ha caido en manos de un tenebroso Nigromante que se ha hecho con el poder y ha esclavizado a casi todo el mundo, incluyendo a los magos y brujos, salvo uno. El último de los brujos que aún no ha sido sometido por las fuerzas del mal, tiene que encontrar la forma de acabar con el demoniaco Nigromante y de paso liberar a tres brujos amigos, cautivos en Stonehenge. Para ello, tendrá que apresurarse en librarlos de su prisión ya que sobre ellos ha caido una terrible maldición que los convertirá en piedra, a menos que él pueda evitarlo.

EL JUEGO:

Somos ese brujo en particular y otra gran misión será la de encontrar un objeto que sea capaz de derrotar al Nigromante y colocarlo sobre el mismo altar de Stonehenge ante su presencia y destruirle. Pero… hay que saber realmente cuál es ese objeto y no equivocarse. Si llevásemos otro distinto, el resultado sería fatal: la muerte del brujo y de sus amigos. Por el camino, podemos recoger algunos objetos que nos servirán de alguna forma a lo largo del juego, pero el último que llevemos será el definitivo y poder así dar por concluida con éxito la misión. En cualquier caso, no hay que ir por todos los objetos que veamos. Aparte de ser un juego plenamente arcade y frenético, hay que tener en cuenta su parte de aventura donde un mínimo error puede dar al traste con la consecución del juego.

La vida de los tres magos pende de un hilo. Este detalle se ha plasmado totalmente al incluirse una rutina de borrado de los tres magos, a modo de contador del tiempo. Si desaparecen, se acabará el juego igualmente. Pero los enemigos que pueden moverse libremente por la pantalla, unos a ras de suelo y otros en el aire, pueden incluso provocar nuestra muerte de permanecer demasiado tiempo siendo tocados por ellos. Y cuidado de no caernos en el río, en mitad del camino; el brujo se ahogará en él sin remedio. En las primeras pantallas no nos afectarán tanto la pérdida de energía, pero en las últimas es cuando se torna insostenible y resulta prácticamente imposible poder llegar hasta la pantalla final.

De todas formas, la aparición de las hostigadoras criaturas en ciertas pantallas se realiza de forma aleatoria. Unas veces están las tres presentes en éllas y otras veces son menos. Y alguna vez, en la misma pantalla del caldero que nos ayudará a recuperar la energía perdida hasta ese momento, hasta puede que no aparezcan siquiera. Un golpe de suerte que no siempre se produce en partidas sucesivas. Y atención también a las puertas que nos conectan a las estancias siguientes: algunas de ellas están de mero adorno, razón de más para no equivocarse tontamente y perder así un bonito tiempo.

Una particularidad de este “Sorcery” está en que, siendo un juego bastante frenético desde el punto de vista de la acción y cómo se va desarrollando todo, se puede acabar, con mucho esfuerzo, en poco más de dos minutos. Muchos pensamos que una vez acabado el juego con éxito, consiguiendo el 100% de la misión en ese mismo tiempo, suponga una cierta decepción, pero no lo es cuando uno persigue con empeño ese objetivo una vez y otra y otra. Y os aseguro que yo me he pasado bastante rato intentando llegar hasta el final, pero una o dos veces he podido llegar a la última pantalla, solo que con la energía casi en el límite y muriendo sin ni siquiera poder posarme sobre el altar.

Pese a ser un juego de éxito, hay que reprocharle a este juego ciertos problemas con los sprites enemigos. Uno de los aspectos que poco me han gustado de “Sorcery” en su versión de Spectrum es en el casi estroboscópico parpadeo de los gráficos de los monstruos, habiendo conseguido que, llegado un momento, me llegase a doler la cabeza tras jugar varias partidas seguidas. Y he jugado mis partidas desde uno de mis queridos ZX Spectrum, no a través de un emulador donde ese mal efecto no es tan perceptible. Los gráficos de las criaturas a las que nos enfrentamos de manera constante son algo chocantes; no quiero decir que sean malos del todo, pero no tienen apenas otros frames donde se pueda apreciar algo de movimiento en ellos. Por otro lado, el sonido se limita a unos cuantos “beeps”, tanto cuando sentimos el contacto de estas bestias como cuando recogemos un objeto. La rapidez de respuesta al teclado es obvia y no tanto la poco ortodoxa disposición de las teclas: Q – Izquierda, A – Derecha, 0 (cero) – Volar. Y volvemos a hablar de la brevedad del juego…

Por contra, “Sorcery” tiene su parte positiva: el color ha sido muy bien escogido para cada pantalla del juego (15 en total). Aparte, la combinación de aventura con arcade es bastante buena y contamos con un factor fundamental, el de la rapidez de movimientos para ir a por el objeto presente en cada pantalla con el riesgo que supone zafarnos de los estresantes enemigos.

Tras muchos años, encuentro que se ha dotado de este juego de un halo de clasicismo que posiblemente no fuese tan merecido. Sí, tiene cierto encanto, pero hasta algunas de las críticas del momento me han parecido algo hinchadas o exageradas hasta el optimismo más visceral (¿de qué nos extrañamos entonces cuando opinamos lo mismo sobre ciertas valoraciones realizadas por los colaboradores de Microhobby y Micromanía con respecto a varios de nuestros juegos nacionales?) y, por tanto, se entiende ahora lo que dije antes cuando escribí “extrañamente positivas”, en referencia a esas críticas.

OTRAS VERSIONES:

Tras publicarse “Sorcery” para el ZX Spectrum, las adaptaciones a otros ordenadores no tardaron en aparecer, siendo en su caso desarrollados por otros programadores, destacando la publicada para Amstrad CPC que contó con dos versiones, una primera publicada tanto por Amsoft como por Virgin Games y una segunda, llamada “Sorcery Plus”, que solo se editó en su formato de disco por Amsoft, contando con muchas más pantallas que en la versión anterior. Verdaderamente llamativa en su conjunto y mucho más jugable que la de Spectrum, tiene un gran mapeado y unos gráficos estupendos y coloristas.

Similar en su concepto y con un mapeado parecido a la versión de Spectrum, pero con más pantallas, la de Commodore 64 merece ser tenida también en cuenta ya no solo por su grafismo sino incluso por sus varios efectos audiovisuales. La versión publicada para los MSX tampoco está tan mal. A modo de curiosidad, “Sorcery” fue publicado también para los ordenadores Enterprise 128 y Thompson T08D

Poco tiempo después, en 1986 aparecería una versión mejorada de “Sorcery” en el recopilatorio Now Games 3 de la propia Virgin Games, con una pantalla de carga mejorada y un cambio radical de los gráficos, en cuanto al ZX Spectrum se refiere.

Como “Sorcery Plus” tendría igualmente sus versiones para 16 bits, principalmente Commodore Amiga y Atari ST, aunque ambas adaptaciones no cuenten con la debida calidad al no haberse tenido en cuenta las posibilidades técnicas de cada uno de estos ordenadores y con el agravante de que se parecen una a la otra.

Enlaces relacionados:

CRASH 8: Martin Wheeler interview
World Of Spectrum interview to Martin Wheeler
Retro Gamer forum

Fotografías de las pantallas de “Sorcery”, versión ZX Spectrum, por Neil Parsons. Algunos derechos reservados.

7 comentarios leave one →
  1. septiembre 6, 2013 7:10 pm

    parece un juego divertido e ideal para liberar tension, ¿no?

  2. septiembre 7, 2013 1:28 am

    No lo conocía, he probado la versión C64 y en principio tiene buena pinta, me imagino que el objetivo del juego es esquivar todo lo que está en pantalla e ir a las puertas ¿no?

  3. septiembre 7, 2013 1:59 am

    Sí, y en cierta manera cada objeto que recojas tiene una cierta utilidad según en qué sitios,. Por supuesto, hay que saber utilizarlos en su momento justo y quedarse con el que definitivamente acabará con el malo malísimo.🙂

  4. septiembre 7, 2013 2:00 am

    Este video te puede ayudar a desenvolverte en él:

    • septiembre 7, 2013 4:51 pm

      Genial, justo venía a preguntar donde hay una guía de los objetos o manual del juego!!

  5. lobogris64 permalink
    septiembre 9, 2013 9:04 pm

    Buen articulo!

    Un juego muy bueno, yo lo tengo original en Amiga, que aunque no aprovecha la potencia de los 16 bits está la mar de bien (a mi con 8 bits ya me bastan) . Resulta muy entretenido, en Amstrad es una delicia de juego (aprovecha muy bien la máquina y los gráficos resultan muy vistosos y coloridos).

    Para los que queráis jugarlo aqui os pongo un resumen del manual del SORCERY+ (de mi manual, ver. Amiga). Es un juego que siempre recomendaré.

    En el capitulo 1 debes liberar a todos los magos atrapados a lo largo del mapeado (son amigos tuyos, magos como tú), Cuando los hayas rescatado a todos deberás enfrentarte al gran Nigromante tú mismo (¡el malo malisimo in person!)

    Hay algunos objetos que deberás usar y otros mejor que no, eso deberás descubrirlo jugando (yo aqui es donde le veo la gracia, a este factor exploracion), A veces hay partes del escenario que esconden entradas secretas…

    OBJETOS
    Para coger un objeto te posicionas encima de él y pulsas FUEGO. Para usar un arma o disparar hechizos mágicos pulsa FUEGO de nuevo (cuando la tengas). Algunos seres son inmunes a ciertas armas/hechizos mientras que otros son vulnerables a según que armas/hechizos… (descubrelo jugando)

    Puedes intercambiar objetos pero nunca dejarlos por si mismos.

    TIEMPO
    En ambos capitulos tienes un tiempo limite.

    PANTALLAS
    Hay 47 pantallas en el capitulo 1 y 28 en el capitulo 2.

    PAUSA con la barra espaciadora.

    El juego comienza siempre en una posición distinta en el mundo.

    • septiembre 9, 2013 9:21 pm

      Gracias lobogris por esta información extra.🙂

Publica aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: