Skip to content

ZX Spectrum: Álbum de Platino (Code Masters / Serma, 1987)

diciembre 29, 2011
Serma Software fue una distribuidora de videojuegos que gozó de cierta popularidad en España, casi tanto como ERBE, DroSoft o ABC Soft, pero no fue tan importante como aquéllas. Tenía sus virtudes, pero también algunos defectos, como por ejemplo ser de las últimas en acogerse a la reducción de precios de los videojuegos que se distribuian por todo el pais, impulsada por ERBE Software, a las 875 pesetas de entonces, cuando Serma era de las que querían mantener los actuales precios, bastante altos en su mayoría (rondando las 2.000 pesetas). No obstante, acabó por ceder en su empeño y se sumó a la iniciativa, como una forma de paliar la enorme piratería que venía sufriendo el sector.

Su catálogo se limitó a la distribución de los títulos que algunas compañías de software del Reino Unido hacían llegar hasta España y fueron pocas con las que consiguió tener un trato diferencial: Domark, Firebird, Quicksilva, MicroProse, Mirrorsoft, CDS Software y Code Masters, entre otras casas de soft, todas ellas bien conocidas.

Con Code Masters (una casa dedicada casi en exclusiva a comercializar software barato o “budget”), y durante lo que le quedaba de existencia a la distribuidora (desaparecería a finales de 1987), se encargó de publicitar y enviar a las tiendas y grandes almacenes todo el catálogo que dicha casa inglesa les hacía llegar para todos los sistemas aún en venta. En una de ésas, tuvo la ocurrencia o el oportunismo de lanzar al mercado un recopilatorio de videojuegos de esta compañía, con un número variable de videojuegos para los sistemas de 8 bits, entre seis y ocho, dependiendo del sistema al que iba dirigido (Spectrum, Amstrad, Commodore y MSX). Esta recopilación la llamaron “Álbum de Platino” y habría que averiguar por qué le pusieron tan “original” título a la misma.

En dicho recopilatorio, y en el caso presente de estudio, los ocho títulos son bastante variopintos en cuanto a calidad general se refiere: los hay que son buenos, mediocres y malos como la tiña. Éstos son los títulos escogidos:

Brainache
BMX Simulator
Star Runner
Ghost Hunter
Professional Snooker Simulator
White Heat
Super Robin Hood
Transmuter

1. BRAINACHE: De calidad más bien media y con un curioso empleo del scroll vertical con atributos, este juego de acción nos lleva a explorar el interior de una mina y extraer de ella un diamante, con el que nuestro protagonista intentará vanagloriarse ante sus compañeros que siempre le tenían amargado por las muchas faenas que le hacían. Los controles son algo confusos y no se corresponden apenas con los indicados en la hoja de instrucciones ó faltan detallar algunos de ellos (en el texto original son éstos: 3-UP, E-DOWN, G-LEFT, H-RIGHT, U-TAKE, 8-DROP, X-FIRE, N-CLIMB). Pese a la parquedad de los gráficos tanto del astronauta como de los enemigos y un poco también el decorado, gana puntos en originalidad y dificultad.

2. BMX SIMULATOR: De los más conocidos de Code Masters y tal vez el que más destaca sobre el resto de títulos de esta serie. Tuvo dos secuelas con algunas mejoras técnicas respecto de éste.

3. STAR RUNNER: Parecido al “Metrocross” de U.S. Gold, pero de una calidad absolutamente inferior. Preocupa ver que se trata de un juego creado por Christian Urquhart, quien había desarrollado para otras compañías otros títulos de mayor calidad, como el popular “Daley Thompson’s Decathlon” de Ocean, “Action Reflex” (Mirrorsoft) o el arcade espacial “Xecutor”, publicado por Ace Software.

4. GHOST HUNTER: Juego de plataformas ambientado en un caserón encantado y lleno de monstruos y fantasmas hasta las trancas. En él, nuestro protagonista debe rescatar a su hermano, encarcelado en una de las habitaciones de dicha mansión y tratar de escapar con vida. Los monstruos pululan a sus anchas y no se puede hacer nada contra ellos, salvo apaciguarlos lanzando sobre ellos antimateria disparada con lo último en tecnología armamentística, o tratar de saltarlos cual “El Cordobés” en sus tiempos mozos. Para acceder a otras estancias de la mansión, hay que tratar de recoger ciertos objetos colocados estratégicamente por la misma. Asimismo, ocasionalmente, en otras estancias podemos recoger bolsas repletas de energía con la que podemos reponer nuestras fuerzas.

No es el summum en este género, pero cuenta con algunos detalles técnicos bien logrados: voz de síntesis, un buen mapeado y unos gráficos aceptables en esta producción de los Oliver Twins. Fallos: los muchos parpadeos de los sprites en movimiento, su dificultad, poca originalidad y también, cómo no, que no se hubiera creado otra forma de acabar con los enemigos que no fuese el dirigir el dichoso punto de mira a cada rincón de la pantalla, dejando al protagonista vulnerable a los terribles embates de éstos.

5. PRO SNOOKER SIMULATOR: De los más simples simuladores de billar americano que se conocen. Programado por Godwin Graham, es la reedición del “Tournament Snooker” del sello HARD Software creado por el mismo autor. Se puede decir perfectamente que es uno de los “patitos feos” de la empresa de los hermanos Darling.

6. WHITE HEAT: Otro “patito feo” y merecido se lo tiene. Un extraño shoot’em-up con unos gráficos y una puesta en escena que parecen salidos de los primeros años del ZX Spectrum. Malo de solemnidad para haber sido publicado en 1987.

7. SUPER ROBIN HOOD: Con un estilo similar a “Ghost Hunters”, pero cambiando escenarios y enemigos. El popular héroe de Sherwood se aventura en el castillo del sheriff de Nottingham para rescatar de su prisión a su querida dama Marian. Para ello habrá de enfrentarse a los esbirros del sheriff y hallar las llaves y aperturas que le permitan avanzar en su búsqueda. Es otro de los muchos juegos que los gemelos Oliver realizaron para el sello. No es malo del todo, entretenido como pocos, pero le pesa que tenga igualmente ciertos problemas de parpadeo con algunos sprites, incluyendo a nuestro avezado protagonista.

8. TRANSMUTER: Podría decirse que es el peor de los ocho. Un clónico de “Nemesis” y paro de contar. El contínuo parpadeo del sprite de la nave no deja lugar a dudas, así como la escasa jugabilidad del mismo. Puede uno suponer que su inclusión en el lote no tenía ninguna justificación, pero tampoco había donde escoger. ¿Habría sido mejor “Dizzy” en su lugar?

A fin de cuentas, y tal como rezan en casi todas las pantallas de carga de cada uno de estos juegos: ¿Por qué pagar más? Yo tengo una respuesta: porque a fin de cuentas no valía la pena. Y a mí me costó 5 euros, tras encontrar este lote en un mercadillo callejero. Ya me vale, ya.

En resumidas cuentas, no se corresponde el título de esta colección ni con la realidad ni con la calidad general de los juegos incluidos. Mucho ruido y pocas nueces.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. curioso1100 permalink
    diciembre 30, 2011 10:14 am

    Por la primera de las fotos ya veo que aún conservas al menos “un par” de discos de vinilo 🙂

  2. diciembre 30, 2011 7:06 pm

    es que losdiscos de vinilo son parte de Todo Lo Que Mola

    • diciembre 30, 2011 8:48 pm

      ¿A qué sí? 😀

  3. enero 3, 2012 4:32 pm

    jajaja, yo me he pasado horas de mi vida (no tanto como con r-type) jugando a TRANSMUTER, me fascinaba su musica, eran epocas felices 🙂

  4. enero 21, 2012 7:24 pm

    Brainache… mucho vicio. 😀
    Ya ni me acordaba 😀

Publica aquí tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: