Skip to content

Diamond Hollow I y II, plataformas vertiginosos

octubre 2, 2011

Sendos juegos creados entre el pasado mes de abril y la secuela que acaba de aparecer publicado justamente hace pocos dias, el pasado dia 25 de septiembre, siendo el segundo una perfecta continuación del anterior. ¿Que qué tienen de particular para ser reseñados en un blog sobre videojuegos y máquinas “retro”? Su aspecto visual, que no recuerdan en nada a cualquier otro juego en Flash de su misma categoría y mucho a los viejos juegos de plataformas en 2D de hace bastantes años y su jugabilidad es, como comprenderéis, bastante desconcertante pero al mismo tiempo produce una gran adicción, tanta que podríamos olvidarnos del Angry Birds de Rovio por un tiempo. No hay motivo alguno para olvidarnos de otras cosas y con ello poder subordinarnos ante sendos títulos tan adictivos, ambos creados por el programador Lee Miller, también conocido como “Arkeus”.

El primer título fue desarrollado para participar en el certámen de creación de videojuegos Ludum Dare 20, un concurso en el cual el concursante ha de crear un juego dentro de 48 horas y el resultado es extremadamente bueno, si bien es bastante difícil desde el mismo comienzo del mismo. De entrada, tenemos que escalar rápidamente hacia arriba sin importar lo que dejemos abajo o en otras estancias, pues todo se mueve hacia abajo y si perdemos pie o nos despistamos en un salto mal calculado perderemos toda opción de seguir. No obstante, nos ofrecen la posibilidad de continuar indefinidamente el juego desde ese momento o abandonar y volver al menú principal.

Se controla a nuestro protagonista con las teclas A/D o los cursores Izd/Der para mover y las teclas W, cursor arriba o la barra de espacio para el salto. Botón izquierdo del ratón para disparar, F para autodisparo, E/Q o Cursur abajo/S para arrojar arma. Escape para pausar o quitar la pausa.

DIAMOND HOLLOW II

Con la secuela se han mejorado bastantes aspectos, ya no solo visuales sino que además nos movemos en una serie de mundos subterráneos dispuestos laberínticamente y en los que debemos ir siempre hacia arriba, buscando la salida. No hay esa prisa especial de la primera entrega por subir aprisa porque se nos iba tragando la tierra. Aquí, sin embargo, actuamos en otro mundo donde otro de nuestros objetivos es el de encontrar el mayor número posible de diamantes y canjearlos por herramientas y opciones para nuestras defensas y armamento. Asimismo, en algunos recovecos del laberinto hay escondidos tanto diamantes como corazones que nos serán necesarios para incrementar nuestra puntuación general. Hay varios modos de jugar, pero de entrada es mejor escoger la opción “Story Mode”, mientras que en la opción “Escape” tenemos un problema añadido: todo a nuestro alrededor se irá inundando de lava y debemos por todos los medios escapar de ella, subiendo todo lo rápido que podamos y recogiendo todos los diamantes que podamos, evitando el contacto con otros seres o en otro caso exterminarlos.

En el margen izquierdo y abajo de la pantalla tenemos tres indicadores. Si escogemos el primero de todos, empezando por la izquierda, accedemos a una pantalla de configuración tanto de nuestros parámetros vitales (agilidad, ataque, salto, defensa) como de nuestras posibilidades de ataque y defensa. En función del número de diamantes que tengamos en nuestro poder, podemos aumentar el poder de disparo de nuestras armas, así como otras opciones para ser capaces de cumplir con nuestra misión con una mayor eficiencia. En los siete niveles de que consta llegaremos a combatir contra un jefe final de fase; cada uno de ellos se ha de batir con una de nuestras armas, al tiempo de evadir cualquier oleada de ataque contra nosotros.

Las fases se hacen algo monótonas en cada nivel, pero el nivel de atención va en aumento y el acceso a los pasajes escondidos en el mapeado se hace cada vez más imprescindible para terminar cada nivel con el mayor número de objetos conseguidos. Si en algún momento decidimos dejarlo, los progresos se almacenan en una cookie en nuestro ordenador, así la siguiente vez que volvamos al juego tenemos la oportunidad de continuar desde el mismo nivel en que estábamos.

Debo reconocer que me he pasado bastantes horas enganchado a este título y he llegado muy cerca del final, pero he de parar aquí y reposar, esperando que cuando vaya a retomarlo me permita volver a jugar desde el mismo punto donde lo dejé por última vez, y si no es posible, al menos intentarlo de nuevo con más ahinco y con todo lo necesario para pasar una velada frente al ordenador y recordando que un juego así hasta podría tener una adaptación para algún ordenador de 8 o 16 bits. Yo voy dando ideas, pero nada es imposible.

Jugar online:

Diamond Hollow
Diamond Hollow II

Enlaces relacionados:

Blog de Arkeus

Anuncios
2 comentarios
  1. octubre 2, 2011 6:01 pm

    Conozco ambos. Muy buenos muy divertidos y muy enganchantes ^^

  2. octubre 2, 2011 9:08 pm

    He conseguido acabarlo en dos dias… esto de aquí forma parte de la escena final 🙄 😀

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: