Skip to content

Aquel Microhobby especial 25 aniversario

julio 31, 2011
Hemos traspasado el ecuador de este año 2011 y pocas novedades en el frente. En estos días entre calurosos e intempestuosos (no en todas partes se está haciendo justicia con el clima en pleno verano), unos hemos preferido dejar de lado nuestras aficiones y labores y evadirnos de casi todo lo que nos rodea para pasar unos meses lo más alejado posible de la realidad. No obstante, también ha servido para que algunos pudiesen, como es mi caso, recapitular algunos episodios del pasado que conviene rescatar para que, en adelante, no se vuelvan a repetir y deben ser tenidos en cuenta para no caer después en la complacencia hacia quien suscribe cuando quepa la posibilidad en un futuro no muy lejano plantearme realizar alguna obra de magnitud en relación con el mundo “retro” o del ZX Spectrum.

Y me voy a referir en concreto a la edición y publicación de una revista enteramente diseñada para celebrar el 25 Aniversario del ZX Spectrum, para lo que pensé realizar un número más de la entrañable revista Microhobby, el cual se materializó en el verano de 2007, siendo creado por mí y contando con la colaboración de otros compañeros, sin otro motivo más que el de celebrar dicho aniversario. La idea no fue del todo mía, todo hay que decirlo, y pese a que tenía motivos más que suficientes para dudar de aquel proyecto, sin embargo me ilusionó por completo y puse todo mi empeño en que la presentación y contenidos de ese número especial estuviese realizado casi de la misma manera que como se hacía entonces la revista de Hobby Press. Me dejé arrastrar casi sin pretenderlo por una especie de locura nostálgica, de querer recuperar un vestigio del pasado y, con otras artes, actualizarlo y ponerlo a disposición de todo el mundo que lo quisiera ver y leer. No ha habido más pretensión en su momento más que el de dar un poco de alegría a unos pocos aficionados, ávidos de leer no solo novedades dentro del planeta Spectrum, sino incluso tener la capacidad de comprender del por qué se hizo esa revista. En mi primera intención no me sentía en la obligación de convertir aquel nuevo número de Microhobby en una publicación oficial, sino más bien oficiosa o simplemente “no oficial” para entendernos. No obstante, sopesé la opción de buscar el plácet de quien fuera uno de sus últimos directores, Amalio Gómez, pero fue inútil recibir alguna comunicación suya al respecto tras varios intentos y no quise insistir más. Por tanto, saqué adelante aquel nº 218 con todas las consecuencias. La acogida que tuvo al poco rato de aparecer en la red me abrumó casi de inmediato con tanta alabanza por parte de muchos lectores, pero también trajo consigo algunas decepciones y hasta tal vez se me fue un poco la mano.

Ahora bien, reconozco que en medio del éxtasis de su publicación a través de Internet y su difusión en varios foros no supe ver ciertas críticas, sobre todo entre los que llevaban bastante tiempo conociendo los entresijos de la, a veces, mal llamada “escena retro”. Eran muy pocas las voces críticas, pero con un valor fundamental para entender por qué se hacen algunas cosas en favor de esa “escena” y cuáles son los beneficios aportados a la comunidad que forma parte de la misma. Por supuesto, no supe calcular bien mis palabras en cuanto tuve ocasión de tratar de defender entonces mi postura en algunos foros (speccy.org y Zona de Pruebas, sobre todo) donde también llegaban a participar unos llamados ilustrados que tienen la gracia de saber de todo y entender que hay cosas que mejor dejar como estaban hasta entonces. Sin embargo, eran meses difíciles en lo anímico pues en ese tiempo coincidía que la vida y la muerte bordeaban sobre mi padre, hasta que desgraciadamente un 18 de agosto de 2007 su luz se apagó del todo.

En medio de esa desaparición, tuve que soportar las lecturas de varios hilos donde de forma directa o indirecta sacaban a relucir la ¿inoportunidad? de su elaboración y posterior publicación. Han habido muchas voces en favor de la aparición de aquel nº 218, pero las pocas que sonaron discordantes provenían de personas con bastantes tablas en todo lo que tiene que ver con el ZX Spectrum y me figuro que también con la informática clásica en general: aquí, aquí y aquí, tenéis la posibilidad de leer y después resumir a vuestro criterio para forjaros vuestra opinión. Esa fue la respuesta tanto mía (encendida muchas veces por mi estado de ánimo casi bajo mínimos por la inminencia de la fatalidad en el entorno familiar y justo después, tras el fallecimiento de mi longevo progenitor) como las de los demás en el pasado y después de estos casi cinco años hay quien me ha planteado realizar un número más, pero mejorado, de Microhobby tal vez para coincidir con el próximo 30 Aniversario del ordenador de Clive Sinclair. Y ahora me pregunto, ¿por qué? ¿Qué sentido tiene querer continuar con un sueño supuestamente infantil?. Pronto me convencí de que ese no era el camino correcto y de que no volvería a usar el nombre de Microhobby, primero, porque pertenece a otros, y segundo porque no quiero volver a cometer los mismos errores de entonces, entre ellos caer en la complacencia de unos cuantos. Doy por sentado de que no publicaré más revistas en ese sentido y si las hago tendrían que ser bajo la denominación que había usado exclusivamente para mi fanzine, mientras estuvo vigente: ZX Spectrum Files.

Y quiero aclarar que el simple hecho de haber realizado aquella revista, era únicamente para realizar un homenaje tanto a aquellos que trabajaron y colaboraron en ella, además de compartir con todos la celebridad del 25 cumpleaños de nuestro siempre inquieto ZX Spectrum. Y daba igual si la calidad no era la esperada, pero la hicimos lo mejor que pudimos con los medios de que disponíamos. La intención es lo que cuenta. No supe encajar las críticas y en su momento salté como por un resorte soltando lo que tenía embotado en mi mente, como una via de escape a esos momentos de gran tensión contenida, y basta con leer los pasajes citados con anterioridad (mejor leerlos enteros).

Ahora, y habiendo pasado todos estos años desde la publicación de aquella revista, creo oportuno reflexionar si realmente mereció la pena, o si por el contrario solo ha servido para crear un debate sobre cómo se deben hacer las cosas dentro de una simple y llana afición como la que tenemos muchos de nosotros, nuestro “amor” por unas máquinas obsoletas y el papel que desempeñamos dentro de ese mundillo. A unos les gusta querer sacar tajada, pero a la mayoría no; a otros les gusta hacer software o hardware para que luego los demás disfruten de lo lindo y sin cobrar apenas por ello, y otros por el contrario sí… Es decir, cada cual con su forma de pensar y sus gustos, pero hablamos de un “hobby”. ¿Es necesario la profesionalización de un “hobby” como el nuestro? Depende de algunos si les interesa, pero no todos opinan igual y hay que respetarlo.

Desde hace tiempo, he aprendido de aquellas críticas negativas, aunque me pareciesen algo “destroyer” contra esa revista. Y he entendido el por qué de sus mensajes y lo que querían aportar desde el punto particular de vista de sus respectivos autores y les agradezco su sinceridad y su arrojo. Acepto pero no aplaudo las buenas críticas ni el peloteo porque sí, pues suelen ser vácuas y llevadas por un enfermizo entusiasmo, pero me gusta que de vez en cuando se me dirijan palabras de desaliento si alguna vez realizara algo parecido, o bien publicar alguna revista de su mismo estilo, pero con otro nombre y otros objetivos, como he venido haciendo con mi ZX Spectrum Files. Y, sin embargo, he estado meditando sobre la posibilidad de recuperarla de nuevo aunque solo sea para incluir los mejores artículos publicados en el blog desde su inicio, pero sería redundar en lo ya hecho aun cuando algunos quisieran tener su propia copia física.

De verdad, lo que me apetece a partir de ahora es querer seguir publicando artículos, única y exclusivamente para mi blog y cuanto más novedosos sean los contenidos, mejor. Aquel Microhobby 218, o simplemente Microhobby Especial 25 Años del ZX Spectrum, fue un bonito recuerdo enmarañado desde la inocencia de sus autores y nada más. Una nostalgia pasajera y punto. No tengo derecho de decir que me sentí orgulloso por ello, pero al menos me divertí haciéndolo.

Más que nunca, prefiero mirar de frente y no volver la vista atrás, ni mucho menos edulcorar parte del pasado con una dosis de ingenuidad, como la que hubo por otra parte.

Otros enlaces relacionados:

El Pixelblog de Pedja
Google

Anuncios
15 comentarios leave one →
  1. julio 31, 2011 6:03 pm

    Yo, todo lo que tengo que decir al respecto, es que ese número me hizo ilusion y agradezco la sonrisa que me pusiste.

  2. julio 31, 2011 9:49 pm

    Igualmente, decir que la ilusión que sentí al leer aquel número fue suficiente como para que, para mí, mereciera absolutamente la pena.

  3. Beyker permalink
    agosto 1, 2011 4:04 am

    Si repasaramos la historia de las news, foros, y sitios de opinios, nos dariamos cuenta de que curiosamete, siempre han sido el mismo grupo de gente los que mas duramente han criticado cualquier iniciativa que no tueviera algo que ver con ellos. Cualquier cosa que se haga bien hecha esta en la escena. Y no es que haya gente con mas “peso” en la escena, lo que hya es gente mas pesada que otra 😉

  4. curioso1100 permalink
    agosto 1, 2011 9:29 am

    A mi desde luego me gustó. Sería fácil tachar a más de uno de “cogérsela con pinzas” exigiendo tantísima exactitud y tantísima corrección al hacer este tipo de trabajos (porque entiendo que es un trabajo ya que detrás a buen seguro hay un buen número de horas de trabajo “robadas” de algún otro sitio), pero cada cuál es libre de enfocarlo como le parezca, aunque yo personalmente no acierto a ver que se haya hecho un “daño” irreparable por su publicación… lo que si veo es que así las cosas, ya no habrá más… ¿o quizás si??? 🙂
    Te digo lo mismo que te dije en persona: GRACIAS.

  5. aki permalink
    agosto 1, 2011 12:54 pm

    +1 , quédate con los comentarios positivos de aquella experiencia …Y como decía Deka Black a mí me hizo mucha ilusión leer ese nuevo número y me gustó. Y aunque fuesemos pocos los lectores que nos ha gustado y que hemos pasado un buen rato leyendo ese número homenaje especial a microhobby , ¿no es eso algo más importante que cualquier crítica negativa que se te pudiera haber hecho por desarrollar ese nuevo número ?

  6. agosto 1, 2011 2:58 pm

    De todas formas, a mí me han llegado a sugerir hacer más números de Microhobby, pero pienso que eso sería como apropiarme de algo que no me pertenece y tendría algún que otro problema, desde el punto de vista legal, con los de Hobby Press, aun cuando hayan dejado de usar el nombre de Microhobby desde 1992; por lo tanto, entiendo que haya habido gente ilusionada con esa idea, solo que hay que darse cuenta de los inconvenientes que ello podría representar.

    Gracias por los comentarios. Por supuesto, siempre me quedaré con lo positivo de aquella experiencia y saber que los más y los menos que tuve con los críticos del momento se solucionaron amigablemente.

  7. Ocrum permalink
    agosto 1, 2011 4:00 pm

    Sinceramento, no entiendo este POST, pero ¿aún lees las críticas que te puedan hacer por Internet?, haz lo que te apetezca sin esperar ninguna crítica, tanto positiva como negativa, simplemente haz lo que te salga de las narices.

    En Internet siempre existirán mendrugos con ganas de hundir a la gente, simplemente, por hacer daño, nada más. ¿Lo mejor?, nunca leas las críticas.

    Por cierto, espero un nuevo número, a ver si te animas, pero recuerda, ¡¡nunca leas las críticas si quieres seguir disfrutando de tu hobby!!, al que le guste pues bien, y al que no, pues que no pierda el tiempo leyendo la revista.

    Incluso, yo cortaría lo de dejar respuesta en el Blog, así tampoco perderías el tiempo leyendo mi parrafada.

  8. agosto 1, 2011 4:34 pm

    Lo que he tratado de hacer con este post es un balance de lo acontecido tras la publicación de aquella revista y devolver a nuestra memoria algunos pasajes tanto positivos como no positivos sobre el tema. 😉

    Hay críticas y críticas, pero hay que saber aceptarlas y no ser simplista con ellas. Ya lo dije en su dia cuando al poco rato publiqué en uno de mis números del fanzine ZXSF lo siguiente, que lo redacto aquí de otra forma: “Se ha hablado mucho y con intensidad sobre la escena retro actual y nuestro papel en ella. Fundamental sobre todo para replantearnos medio en broma, medio en serio, que hay materias sobre las cuales hay que ir dejando por sentadas o mejorarlas… Vale todo, pero siempre con el debido respeto a las opiniones que se viertan en contra y tratar de aceptarlas tanto en el fondo como en la forma, aun cuando se traten de opiniones, a veces, subjetivas y formuladas desde el conocimiento que uno tenga sobre la materia de debate; de ellas también se aprende a progresar y ampliar horizontes.”

    Desde hace tiempo que no tengo ánimos de hacer más revistas, da igual como se denominen, pero en ninguna forma esas críticas hayan tenido algo que ver; simplemente no veo ninguna necesidad de seguir haciéndolas. Solo que el blog me reporta mucho más al escribir lo que se me ocurre, disfruto haciéndolo y para nada reparo si gustará o no lo que publico y me quedo con esto mismo. El blog forma parte de mi hobby y voy a continuar con él mientras dure. 🙂

    “Incluso, yo cortaría lo de dejar respuesta en el Blog, así tampoco perderías el tiempo leyendo mi parrafada.”

    No, hijo no. Que me quedo sin tu réplica. Me gusta que de vez en cuando haya alguien marcando el contrapunto en cualquier conversación. 😆 😉

  9. bit maniatico permalink
    agosto 1, 2011 6:30 pm

    Pues yo te animo a que sigas, lo cambias de nombre.
    Micro neil o algo así y asunto solucionado.

  10. agosto 1, 2011 11:17 pm

    Neil.

    ¿Te puedes creer que ni me enteré ?

    He visto que habías publicado y me he pasado, al leer lo que nos cuentas, he visto muchas cosas que dices en las que me identifico mucho.

    No veas cuanto siento que te criticaran, pero ahora voy a ver esa edición 25 aniversario, como si la hubieras sacado hoy mismo.

    Un saludo

  11. agosto 3, 2011 2:01 pm

    Meh – Pasa de todo. Al que no le guste, que no mire 🙂

  12. agosto 3, 2011 4:16 pm

    Pues yo también desconocía que hubiera habido críticas a ese número conmemorativo, y la verdad, me ha asombrado mucho. A mi en su momento cuando lo leí me pareció un más que digno nuevo número de Microhobby, el maquetado era exactamente igual al antiguo, el artículo de Hardware de José Alejandro Novellón era muy bueno, los listados de Basic también. Para gustos colores, pero para mi, junto con los MagazineZX, es lo más parecido que he leido a una revista Microhobby en la actualidad.

  13. Xinclair permalink
    agosto 3, 2011 6:08 pm

    Hola, entiendo perfectamente lo que dices y sobre los estados de ánimo he vivido y vivo situaciones similares, se lo que se puede pirar la pinza en ciertos momentos. Tengo como muchos de vosotros un gran cariño a MicroHobby revista que tuvo un final (¿Quien no recuerda aquella editorial?) Ese número 218 me lo bajé y me gustó y no puedo hacer otra cosa que agradecerte el esfuerzo como aficionado y entusiasta del ZX-Spectrum y como homenaje hay que valorarlo, no te arrepientas, cada cosa tiene su momento, hasta los excesos de nostalgia.

    Llevo siguiendo a muchos de vosotros desde hace muchos años, desde que tuve mi acceso a Internet a través de Infovía, El Trastero, El mundo del Spectrum, El Spectrum Hoy, SPA2, Speccy.org, nvg.unit.no (Menudo FTP!), El rincón del Spectrum, Zona 48K, Program Bytes 48K, ZX Spectrum Files, Setrospec, TZX Vault, World of Spectrum (Durante mucho tiempo pude asaltar su FTP libremente, sniff, sniff), unos muy antiguos otros de más reciente aparición, otros que se han ido renovando, aguno estancadillo por ahí, alguna vez me ha dado por colaborar algo, por ejemplo, envié los escanéos de los manuales técnicos del +2/+2A/+3 al trastero y alguna cosilla más por ahí que ni me acuerdo. He tenido como otros la tentación de continuar de alguna manera MicroHobby, pero desde hace no mucho lo veo claro, no tiene sentido, ¿Por que?

    Creo que no es contradictorio decir que el ZX-Sepectrum sigue vivo, y afortunadamente no solo el, sino el Commodore, MSX, Amstrad ¡¡ Caca !!, jejeje (Muchos decíamos estas cosas sin creernoslas, era un magnífico ordenador), y no tengo más que razones para el optimismo. Me lo paso pipa escuchando a la gente de Fase Bonus, que gente más enrollada y de PM (Para mi un programa profesional, con una calidad elevadísima tanto en contenidos como en lo referente a los responsables y colaboradores), a la zaga los de RetroActivo que aunque más de andar por casa están muy bien y los disfruto mucho, estoy seguro que con el tiempo van a subir el nivel, tenemos a gente twiteando con un +3, cargamos juegos con DivIDE, RetroWorks, Relevo (¡Grande Jon Cortazar !), a los Mojones y sus Mojonazos !!!, Digital Brains, Games Studio, Compiler Software (Que bueno Escuela de Ladrones !), en fin, que esto si lo miramos bien y detenidamente… es lo que era y lo que siempre ha sido, algunas motivaciones han cambiado, todo evoluciona evidentemente, pero no dejamos de ser una serie de personas más o menos en número, pero que tenemos vivo el interés por estas máquinas y tecnología que no está muerta, simplemente hoy no dispone de un mercado masivo y predominante, pero que ahí está, siempre hemos estado y como en todo unos se van y otros llegan, MicroHobby representa una etapa y de eso se trata, yo ya no lo veo como nostalgia aunque ahí está, es inevitable, pero ya no lo puedo ver como nostalgia, por que, para mi MicroHobby no solo era un negocio, o una Cabecera, era también una serie de personas que cada una con motivaciones distintas aunque unidas por un puesto de trabajo (Esto no lo olvido, pero no deja de ser una motivación entre otras), nos ofrecían semanal o mensualmente una serie de contenidos que todos deglutíamos con ansia, repartidos en secciones de todo tipo.

    Y así sigue siendo en una penstaña de mi Speed Dial en mi querido Firefox, Esa pestaña MicroHobby donde aglutino las diferentes secciones del MicroHobby de hoy en día, El Mundo del Spectrum, Program Bytes 48K, El Spectrum Hoy, Fase Bonus, RetroActivo, World Of Spectrum, mi Reader donde me gotean todas las novedades, etc, etc, por que, para mi, hoy, MicrroHobby sois todos vosotros, no lo llaméis MH, llamarlo X ó mejor ZX, pero esa es para mi la visión, estamos aquí y estamos vivos (Y disfrutándolo) ¿Que más podemos pedir?

    Y para terminar mi parrafada, solo una idea, ¿Por que no, un portal al estilo de, por ejemplo, http://planetubuntu.es/ donde se aglutinen todas las novedades de las diferentes páginas, en un formato bien diseñado para aglutinar las diferentes secciones (novedades), y que funcione lo más automáticamente posible, para que el esfuerzo en mantenerlo sea el mínimo posible manteniendo un alto nivel de calidad mediante colaboraciones puntuales, por supuesto no se llamaría MicroHobby (Eso si, un enlace visible en su interior a MH sería Imprescindible, como homenaje).

    Merece la pena, al fin y al cabo, hay personas que se dedican a montar y pilotar aviones de gasolina en miniatura, otros se dedican a montar barquitos o maquetas, otros a jugar al ajedrez y solo al ajedrez, otros se pasan el día delante de una tele viendo como todo tipo de esféricos van de un lado a otro, otros a rascarse las bolas y otros a delinquir directamente.

    ¿Por que vamos a sentirnos como bichos raros y nostálgicos que pierden el tiempo?

    Nunca el tiempo es perdido…

    Saludos a todos.

  14. agosto 4, 2011 12:15 am

    Chapeau por tu exposición, Xinclair. 🙂

  15. Leo_CZ permalink
    agosto 21, 2011 4:39 pm

    Neil

    Recuerdo cuando encontre ésta maravillosa revista Microhobby 25 años, senti mucha emoción!! muchos sentimientos se me cruzaron por mi mente, al leerla fue como transportarme en el tiempo hacia la decada del 80 ya que la revista estaba hecha preacticamente igual a la que salia por aquellos años, se notaba que habia pasión y mucha dedicación, sencillamente me parecio genial! que hicieran esta revista conmemorado el 25 aniversario del ZX Spectrum, por lo tanto no tengo mas que palabras de agradecimiento para todos los que hicieron la revista.
    Yo soy de Argentina y debo decir que pase momentos increibles con la revista Microhobby y la CZ Spectrum (clon del ZX), con lo cual hacer un homenaje a este grandioso ordenador a través de la Microhobby fue una excelente idea y creo que realmente merecio la pena hacerlo porque como decia se hiso con empeño, pasión y dedicación.

    Saludos de Argentina.
    Leo

Publica aquí tu comentario (SPAMMERS NOT ALLOWED)

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: