Saltar al contenido

50 años de las cintas de cassette

febrero 28, 2012

Cómo pasa el tiempo y parece que fue ayer cuando las cintas de cassette inundaron todo tipo de comercios y hasta se atrevieron a entrar en los bares y restaurantes con aquellas grabaciones de artistas del montón, los típicos recopilatorios de canciones de rumbas o de flamenco con los Chichos, el Fary o Camela, y series baratas con música para dormitar o practicar el arte de tapar los huecos anti-protección con papel celo para grabar encima lo que se nos antojaba, junto con las ediciones en dicho formato de la música que más o menos nos gustaba de la época.

Tanto el diario online Información de Alicante como las noticias de Antena 3 y La Sexta han dedicado unos minutos de su tiempo a comentar este “acontecimiento” (bueno, sí, 50 años da para celebrar algo), pero como es habitual en ellos así como en otros medios de comunicación es la recurrencia a los tópicos y a no profundizar demasiado en algunos aspectos que, por lo menos, fueron bastante fundamentales para la existencia de este formato. Al menos, la voz de la sabiduría a cargo de José Ramón Pardo (como se puede ver en este video) saca a relucir unos cuantos.

Sin embargo, y es el error en el que han caido casi todos los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia: olvidarse por completo de la relativa importancia de este soporte en los primeros años de la informática doméstica y su papel en el almacenamiento masivo de datos para los ordenadores de 8 bits de aquella época, los ZX-81 y ZX Spectrum de Sinclair usaban cintas de cassette, así como otros ordenadores como los VIC-20, Plus 4/16 o CBM 64 de Commodore, los CPC 464 de Amstrad, muchos ordenadores MSX y así hasta un largo etcétera. Era mayoritario frente a otros sistemas como los floppy-disc ó cartuchos de ROM, algo más caros por lo general. Más del 80 por ciento de la producción de software para estos sistemas se almacenó en este formato. El éxito y la permanencia de estos ordenadores se ha debido sobre todo a la presencia de un formato como la cinta de cassette: compacta, barata y perfectamente almacenable en cualquier rincón de la casa, pero con sus defectos. Lógicamente, los tiene y no es difícil saber cuáles son.

Pues eso, la cinta de cassette cumple en estas fechas 50 años bien llevados y que podrían durar otros tantos más si no la hubiésemos defenestrado en favor de otros sistemas menos analógicos y no la hubiésemos condenado de una manera un tanto simplista y hasta casi hacerla desaparecer de las tiendas; pero es el precio del progreso que tiene que pagar, como casi todo en esta vida. No obstante, con la nueva vida de los sistemas clásicos en la actualidad, gracias a quienes formamos parte de este mundillo en la actualidad desde hace ya varios años, las cintas van a seguir teniendo su peso específico (aunque no tanto en las mismas cantidades industriales de entonces) conforme vayan apareciendo publicaciones en este formato, en el presente y en el futuro, para todos estos ordenadores de ocho bits que igualmente merecen tener una vida muy duradera, mientras nosotros mismos, sus actuales usuarios, así lo queramos.

About these ads
7 comentarios leave one →
  1. febrero 29, 2012 6:13 pm

    Juro que pensé que eran más antiguas incluso…

  2. marzo 28, 2012 12:36 am

    Medio siglo!!!! Hum…

  3. julio 1, 2013 2:14 am

    Me encanta tu blog ¡leyendo estas cosas incluso rejuvenezco y me vuelve a salir pelo!

    Por cierto, que he visto que te han plagiado el artículo con fines comerciales, sin mencionarte y encima alterándolo (quitando partes y tal). Echa un vistazo a la página 15:

    http://issuu.com/fundacionfei/docs/n_3_issue?e=2618797/3823337

    Yo por comentar, que a lo mejor no lo sabías.

    • julio 1, 2013 2:25 am

      Gracias Jorge por hacerme llegar este caso de posible plagio, lo desconocía por completo. No creo que gane nada quejándome a la editorial de esta revista, pero procuraré darles a entender de este caso y espero por su bien rectifiquen. De lo contrario, tomaría medidas legales. No entiendo cómo puede haber gente que se aproveche de esta manera, y más en estos tiempos que corren.

      • julio 1, 2013 7:59 pm

        Hola, ¿Qué ha pasado con lo de la revista ésa, si puedes contarlo? Están borrando todos los mensajes de su página de Facebook. Y todos sus números están llenos de textos cogidos de uno u otro blog. A mí no me han dado ninguna explicación ¿A ti? Gracias.

        • julio 1, 2013 9:31 pm

          MI mensaje aún sigue en su página.

          https://www.facebook.com/28300magazine?fref=ts

          Lo único que sé hasta ahora es que tampoco he recibido ninguna explicación, ni tan siquiera una disculpa. Es una falta de respeto total…

          • julio 1, 2013 9:44 pm

            Vale, sólo borraron el mío :-) Bueno, pues nada. Si te sirve de consuelo, señal de que tienes un blog genial, digno de ser “copiado” ;-)

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 38 seguidores

%d personas les gusta esto: