Skip to content

Jinj 2: Belmonte’s Revenge (RetroWorks, 2012)

febrero 2, 2012
Ayer os había anunciado, casi sin pensar que mucho más pronto que tarde estaría ya disponible, del nuevo videojuego producido por RetroWorks. Y, así es, hace pocas horas que ya se encuentra en circulación. Como me figuro que algunos ya lo habrán sabido de otras páginas, así como de la web del grupo, se trata de la segunda parte de “Jinj”, publicado en 2008 bajo el sello CEZ Games Studio de Computer Emuzone y creado por Sejuan junto con Kendroock y Pagantipaco.

En aquel juego, al que le dediqué un artículo en otro de mis blogs, encarnábamos el papel de un abnegado y obediente siervo de un megalomaníaco profesor y científico, quien atiende al nombre de Johnny y con un problema de amnesia total, provocado por el mismo profesor con uno de sus experimentos, y quien debería recuperar su memoria recogiendo una serie de objetos de los que tenía un cierto recuerdo hasta dar con un pergamino con el que finalizaba aquella primera aventura y, con él, volver a tener toda su memoria al 100%.

En la presente secuela, viviremos un nuevo episodio a partir del momento en que Johnny encontró ese pergamino, en el cual se había escrito una partitura musical, una serie de compases de lo que parecía una breve melodia. En medio de la oscuridad, apenas se podia realmente leer o interpretar aquella partitura, por lo que Johnny encontró una vela y la encendió para poder ver claramente su contenido. Al aproximar la vela al pergamino, unas letras surgieron como por arte de magia, poniendo al descubierto la realidad de nuestro personaje.

Pero algo más ocurrió… una fuerte luz comenzó a surgir del interior del pergamino musical mientras el nombre de Johnny iba escribiéndose. Varias de las notas de la partitura cobraron vida, revoloteando por la estancia y luego perderse más allá de una espiral erigiéndose hacia el infinito. Tan pronto como las notas desaparecían de la vista, el pergamino desaparecía tras una fuerte sacudida.

El mismo pergamino que tenía en sus manos era tan solo un elemento más de los muchos planes maléficos del profesor Belmonte y con solo la luz de una vela no ha hecho más que despertar no solo los recuerdos de Johnny, sino también una maldición y el despertar de seres del inframundo. Todo eso lo pudo comprender nuestro personaje, tras ir reflexionando y enlazando los muchos cabos sueltos tras recuperar su memoria. Llega a comprender además que el pergamino es la única opción para parar la nueva amenaza desencadenada por el profesor. Por cierto… ¿qué ha sido de él? ¿Y cómo es posible que un objeto aparentemente inofensivo esconda una calamidad de grandes proporciones haya caido en sus manos?

Tras dirigirte al despacho del profesor y encontrar lo poco que quedaba de él en un rincón del mismo, no tuvo más remedio que salir a toda prisa del lugar y no era para menos. La horrible visión de los restos del profesor le hizo provocar una espectacular arcada, y entre la desesperación y el miedo pudo al fin salir al exterior. Pensó en ese momento, acerca del profesor, que probablemente convocaría a las fuerzas del mal en la soledad de su despacho, sin sentirse molestado, y éstas, como muestra de agradecimiento, hicieron de él lo más parecido a un banquete que ni el de la película de Peter Greenaway (El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante). En los exteriores del edificio, muchos espectros y seres monstruosos deambulaban en todas direcciones. Johnny era cualquier cosa, menos un cobarde y quiso probar su valentía por segunda vez. Para detenerlos y acabar con su presencia, había que encontrar el pergamino por todos los medios y quemarlo.

Pero… ojo… en la partitura faltaban varias notas. Algo le decía a Johnny que no serviría de nada arrojar al fuego de la fragua del castillo –desde la cual el entonces difunto profesor había realizado la perversa y tétrica invocación de los seres del inframundo–, el pergamino sin antes hallar esas notas musicales que escaparon por encanto de la partitura.

Una clave de sol en el marcador del juego, parte superior de la pantalla, nos delatará la presencia de esas notas en cuanto entremos en algunas ubicaciones. Tan solo hay que llegar hasta ellas, aunque para ello hubiera que realizar bastantes rodeos en muchos casos. En cuanto las tuviésemos todas sobre la partitura y dirigirse hasta la fragua para desprendernos para siempre del pergamino, habría concluido todo. El mapeado es extenso y es fácil que nos perdamos la primera vez. Solo hay que memorizar muy bien dónde están localizadas las notas para aproximarse a ellas y cogerlas por su estrecho pescuezo. La zona abarca tanto jardines del castillo como de otros alrededores y fincas colindantes. Y los muchos monstruos desperdigados por todas las zonas no nos lo pondrán nada fácil.

Hay que reconocer que hay una enorme mejora entre esta nueva aventura y la anterior, sobre todo a nivel de desarrollo, aun pareciendo similar en cuanto a la mecánica del juego, pero se ha mejorado muchísimo tanto en el apartado gráfico como en el de movimientos, muy suaves, de los sprites animados. No obstante, le puedo poner un pequeño pero. A veces el mismo color de los enemigos como del protagonista se empalma con el color del degradado usado de fondo a modo de suelo y suele llegar a producir una pequeña confusión en cuanto tratemos de librarnos del enemigo más cercano a nuestra posición actual, a fin de ir en una dirección o en otra. Por cierto, este fondo (wallpaper) puede eliminarse desde el menú principal (presionando Y para tenerlo activado o N en caso contrario) por lo que este “pero” se minimiza hasta su mínima expresión.

También puede sorprendernos el que dos enemigos puedan variar su dirección si chocan entre ellos, por lo que hay que estudiar incluso sus ciclos de movimiento para poder atravesar un simple pasillo o abertura hacia otra pantalla.

Otro ligero inconveniente, es que no podemos pulsar más de una dirección hacia la cual movernos. No podemos movernos en diagonal, sino que hay que hacerlo en las cuatro posibles.

Por lo demás, bastante notable. En modo 128k se echa en falta algo de música de acompañamiento, pero no es imprescindible en cualquier caso. De todas formas, sería un elemento de distracción que nos apartaría sin duda de la atención puesta en el juego.

Funciona tanto en 48 como en 128k, aunque lo mejor de probarlo en este modo, es que disfrutaréis de agradables melodías creadas por WYZ en la pantalla de opciones y en la de final de juego.

MI VALORACIÓN: 8.6/10

RetroWorks (ficha del juego y descarga de archivos)

ACTUALIZACIÓN: Debido a un pequeño bug, se ha tenido que rehacer parte del código. Ya se puede descargar la nueva versión desde la web de RetroWorks.

About these ads
5 comentarios
  1. sejuan permalink
    febrero 3, 2012 8:24 am

    Gracias por la reseña

  2. febrero 3, 2012 4:16 pm

    Tu no te la mereces!! :P

    Ya le he dado un vistazo al juego y creo que tendré que hacerme un mapa!!

  3. curioso1100 permalink
    febrero 4, 2012 9:42 am

    Pues ya que lo haces no se te olvide publicarlo :-)

    Un saludo

  4. marzo 4, 2012 2:13 am

    Poke de vidas infinitas (por Miguel, de Speccy.org): 33357,0

    Solo para los que no son capaces de perseverar… ;)

Trackbacks

  1. Episódio 21 – Parte B – Encontros de usuários: MSX Jaú | Retrocomputaria

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores

%d personas les gusta esto: