Skip to content

Arcade: Crazy Climber (Nichibutsu, 1980)

octubre 24, 2009

528_1Crazy Climber es un clásico videojuego arcade de gran popularidad en los años 80, creado por la empresa japonesa Nichibutsu. Posee una mezcla explosiva entre acción y estrategia, en este último caso debido a que debemos trazar un plan de movimientos para escalar hasta la azotea de un gran edificio y anticiparte a las dificultades que nos esperan.

La acción nos la presenta la rapidez de movimientos a la hora de esquivar con los mandos de control (dos joysticks) los objetos que nos arrojan desde las ventanas, las persianas que abren y cierran a mala idea y algunos bichejos que nos harán la vida imposible en momentos clave del juego.

Comenzamos la aventura desde la base del edificio a escalar. Tan pronto como nos pongamos a subir, estaremos continuamente asaltados por gente maleducada que nos arrojarán macetas, pesas de gimnasia, señales con cables eléctricos, vigas de obra, y nos tropezaremos con pájaros con mal genio y hasta un inmenso gorila impidiendo con sus brazos que traspasemos sus dominios.

La meta está en llegar hasta el tejado donde nos espera un helicóptero, que nos transportará hasta un nuevo edificio de viviendas que escalar, cada cual con una mayor dificultad y complejidad sobre el terreno. Un bono extra se nos concede si nos agarramos a la mayor brevedad a los bajos del helicóptero. Conseguida la hazaña, y tras escuchar una fanfarria triunfal, pasaremos a la siguiente fase. Hay cuatro edificios en total. Al alcanzar el final del último rascacielos, se repite todo desde el principio, por lo que no hay un final definitivo.

El control del personaje es algo complicado de inicio, pero es fácil de aprender. Solo hay que mover las palancas alternativamente hacia arriba y abajo para avanzar y mover hacia un lado o al otro al mismo tiempo para colocarnos a izquierda o derecha, según la posición en la que nos encontremos.

ASPECTOS TÉCNICOS:

528_3El coin-op se distribuyó por las salas recreativas con varios formatos de cabina. Taito se encargó de licenciar el juego de Nichibutsu y lanzarlo en el mercado americano en una cabina genérica de color naranja con un acabado artístico a la usanza estadounidense.

Es de los pocos videojuegos de los salones arcade con contar con voces sampleadas. Podemos oir los quejidos o los alaridos de nuestro escalador cuando sufre un macetazo o recibe el impacto de otros objetos, y cuando cae al vacío. Esto le da mucha más simpatía al juego.

CPU Principal : Z80 (@ 3.072 Mhz)
Chips de sonido: AY8910 (@ 1.536 Mhz), Samples (@ 1.536 Mhz)
Orientación de pantalla: Horizontal
Resolución: 256 x 224 pixels
Velocidad de refresco: 60.00 Hz
Paleta de colores: 96

Nº de jugadores: 2
Controles: Dos mandos de joystick multidireccional (8-vías)

SERIES:

1. Crazy Climber (1980)
2. Crazy Climber 2 (1988)
3. Hyper Crazy Climber (1996, Sony PlayStation)
4. Crazy Climber 2000 (2000, Sony PlayStation)

OTRAS CURIOSIDADES:

Crazy Climber fue el primer videojuego creado por Shingei Fujiwara.

Los nombres de cada edificio incluido en el juego a modo de niveles reciben algún logo siempre relacionado con Nichibutsu. Casi como si la empresa hubiese adquirido la administración de cada finca para su patrimonio.

Varios de los temas musicales utilizados en el juego son conocidos. Podemos escuchar variantes de clásicos como ‘Baby Elephant Walk’ (de la película “Hatari” con John Wayne), ‘The Pink Panther Theme’ y ‘The Entertainer’ de Scott Joplin, más conocida por la versión incluida en la banda sonora del filme “El Golpe”, con el gran dúo de actores Paul Newman y Robert Redford.

Se puede ver una unidad de esta recreativa en la película de Sylvester Stallone “Rocky III” de 1982.

Versión SHARP X68000, idéntica a la recreativa original:

PUNTUACIÓN:

Cada nivel o edificio cuenta con una marca de puntuación y un nivel de bonos por cada paso que adelantemos hacia arriba y el tiempo que invirtamos en completar la escalada. Esto indica cúantos puntos podemos acumular por cada paso hacia arriba, pero también lo que podemos perder de permanecer mucho rato estudiando la situación. Por ejemplo, en los dos primeros niveles, el ratio de bonus irá bajando gradualmente en 100 puntos por cada dos segundos. Si podemos acabar el nivel antes de que el nivel de bonus se agote, más posibilidades de sumar nuevos puntos a nuestro marcador con el bono que nos quede hasta ese instante.

A partir del segundo edificio, se nos incrementará la puntuación a cada escalada en 50 puntos más, pero el nivel de bonos se reducirá en 200 cada dos segundos.

Los puntos se reparten de esta forma:

Building 1 – Step Point : 100 – Bonus Rate : 10000
Building 2 – Step Point : 150 – Bonus Rate : 20000
Building 3 – Step Point : 200 – Bonus Rate : 30000
Building 4 – Step Point : 250 – Bonus Rate : 40000

Advertencia: Si fallas al agarrarte al helicóptero después de que éste haya realizado dos pasadas, no obtienes los puntos de bonificación, y solo se te dará como consolación 3000 puntos independientemente de lo que haya quedado en el Bonus Rate.

Un globo aparecerá en los edificios segundo y tercero. Si consigues asirte a él, no obtendrás puntuación alguno por ello, pero te permitirá avanzar bastante en la subida y de paso acumular puntos por todos los pasos que podrías haber dado en ese intervalo, como si los hubieses subido tú solo.

El arcade ha sido versionado tanto para consolas como para ordenadores (solo para el Sharp X68000 en 1993), pero también fue adaptado para el ZX Spectrum por la compañía española Ventamatic que sacó su particular versión de la recreativa con su “Escalador Loco” o también “Jump” (una revisión del juego anterior).

LINKS:

- Arcade History
- K.L.O.V. (Killing List Of Videogames)
- GGDB
- CAESAR: Catalogue of Arcade Emulation Software – the Absolute Reference

About these ads
3 comentarios leave one →
  1. Mobutu permalink
    noviembre 11, 2009 10:32 am

    …Sin lugar a dudas, de lo mejorcito que viví en mi juventud

  2. Noobsaibot73 permalink
    noviembre 6, 2010 6:50 am

    +1. Junto a otros muchos (Green Beret, Gryzor, Kung Fu Master, Pole Position, Renegade…) un clásico, sencillo, pero muyyyyyyyyyyy entretenido (algunos podrían aprender lo que es un buen juego).

    Un saludo a todos.

  3. Kant permalink
    agosto 30, 2011 11:02 am

    Excelente post de la “maquinita” que más me gustaba a principios de los 80…No tuve que gastarme monedas de 5 duros ni nás para llegar al cuarto edificio. En el tercero necesitabas al menos una vida extra, porque el cartel que caía en el edificio doble no te dejaba opción de ser esquivado. Gracias al autor por teletransportarme a la preadolescencia.

Publica aquí tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: